Entrevista Revista Reflector del Sol de León

Hace algunas semanas Fernando Rosales me realizó una entrevista para la Revista Reflector del Sol de León, en la que hablo sobre la oportunidad que se me dio este año en el Festival Internacional del Globo como su fotógrafo. Esta salio impresa la semana pasada y por fin tengo una imagen de calidad para compartirla con ustedes. En la imagen de arriba pueden leer lo que salio impreso de la entrevista. Muchas gracias Fernando por la oportunidad y el espacio.

Como el espacio en los periódicos es algo complicado y no pudo aparecer la entrevista completa les dejo la entrevista completa a continuación. Gracias.

* * * * *

¿Cuánto tiempo llevas dedicándote a la fotografía?
Tengo relativamente poco, 4 años. El 9 de octubre del 2010 compre mi primera cámara en toda mi vida y ahí considero que empezó todo.

¿Con qué bandas trabajas?
Las bandas o artistas con los que más he trabajado como su fotógrafo de conciertos son Enjambre, Carla Morrison y Los Claxons. Pero además he tenido la oportunidad de ser el fotógrafo en algunos shows (Con All Access) de artistas como Los Amigos Invisibles, Bababsonicos, Kinky, Molotov, Plastilina Mosh, Panteón Rococo, Hello SeaHorse, Río Roma, Paty Cantú, Reik, Moeni, Jesse y Joy, Maria José y solo por nombrar algunos.

Además, soy el fotógrafo del Auditorio Mateo Herrera y de los espectáculos al aire libre del Forum Cultural Guanajuato.

¿Cuál es el evento más top que has fotografiado?
Tengo muy poco tomando fotos comparado con fotógrafos que admiro de México y además sufro la desventaja de ser freelance, por lo que las acreditaciones para eventos top nacional se me han complicado. Pero hay 3 conciertos que dejaron marca en mi vida: Un concierto de Caifanes ante más de 140 mil personas en Guadalajara, Un show que difícilmente se va a repetir entre Los Tigres del Norte y Café Tacvba también en Guadalajara; y ser uno de los 2 fotógrafos que tuvo la oportunidad de tomar imágenes durante todo el concierto que dio Enrique Iglesias en un impresionante escenario dentro de la Plaza de Toros de Aguascalientes.

¿A qué fotógrafos admiras?
Admiro a 4 fotógrafos por encima de todos:
– Ross Halfin, fotógrafo de Metallica.
– Neal Preston, fotógrafo de Led Zeppelin y autor del libro “Sound and Fury” del que he aprendido mucho.
– Toni François, quien para mi es actualmente la mejor fotógrafa de conciertos de México.
– Carlos Müller, fotógrafo chileno con una calidad por demás sobresaliente y que ha trabajado con muchas bandas latinoamericanas que he tenido el gusto de conocer.

¿Cómo surgió la propuesta de que fueras el fotógrafo oficial del festival del globo?
Creo que la propuesta fue más fortuita que algo que hubiera buscado. Soy un gran fan de este hermoso festival y he asistido prácticamente a todas las ediciones. Tuve la buena suerte de que las personas encargadas del festival vieran el material que tome en el 2013 como prensa y fue Escandra Salim, directora del Festival, quien me invitó a unirme a su gran equipo de trabajo, lo cual es de verdad un honor.

¿Qué representa para ti, a nivel personal y profesional, ser el fotógrafo de un evento de esta importancia?
A nivel personal me llena de orgullo, más soy un fotógrafo que no toma fotografías por tener logros, lo hago porque es mi pasión personal retratar lo que pasa en mi vida. A nivel profesional lo veo como una responsabilidad porque tengo que transmitir en imágenes la grandeza de uno de los festivales más importantes del mundo en su categoría.

Como fotógrafo del festival, ¿qué es lo que tienes qué hacer, cuáles son tus responsabilidades?
Tengo que levantar imagen prácticamente de todo, desde el previo del festival hasta el postfestival. Hay que tomar imagen para documental, prensa, promocional y conciertos.

Fotógrafos hay miles, pero ¿qué hará diferente tus fotografías del FIG?
León es una ciudad que tiene fotógrafos de mucha calidad y admiro el trabajo de muchos de ellos. Creo que más que la diferencia de las fotografías que pueda tomar, estoy cumpliendo un perfil que necesita el festival. Hay que tener habilidades para poder hacer retrato artístico, hacer foto periodística para enviar a medios, hacer foto de conciertos, fotografía social y hacer foto documental de muchos aspectos que no se ven tan fácil en el festival. Aunque me especializo en el área de conciertos, por azares del destino he tenido la oportunidad de trabajar en todas estas ramas de la fotografía y creo que cumplo con este perfil. Obviamente siempre trato de traer imágenes diferentes, estar en donde muchos no piensan que pueden estar y buscar momentos que reflejen la esencia del festival.

¿Cómo es la dinámica para fotografiar un evento como este? (a qué hora llegas, qué tomarás de fotos, irás de un lado a otro…????)
Es mi primer año trabajando directamente para el festival pero ya conozco bastante sobre la dinámica de este evento. El fin de semana del festival hay que vivir prácticamente en el FIG. Llegas a las 5 am y te vas a la 1 de la madrugada. Puede sonar cansado pero cuando vives un evento, que desde mi punto de vista es uno de los más hermosos de México, no sientes lo cansado.

Me considero un fotógrafo bastante activo, no estoy parado en un solo lugar o en una sola zona, por lo que hay que empezar a prepararse desde ahora haciendo ejercicio, ya que durante el festival caminas muchísimo. Como hay que tomar fotos de todo y en muchos lugares hay que generar un plan de trabajo para cubrir la mayor cantidad de tiempo en diferentes zonas. Aun así, con todo y el plan de trabajo, tienes que tener abiertos los ojos a esos pequeños momentos que solo suceden en el FIG y que merecen ser fotografiados.

¿Qué es lo más “fotogénico” del Festival? ¿Las veces que has ido qué es lo que más te ha gustado?
Algo que hace único a este festival es su clima, su ubicación y su gente. Todo eso combinado hace a todo el festival algo muy fotogénico. Creo que lo más fotogénico del festival son 2 cosas: La interacción que tienen los asistentes al festival al poder estar tan cerca del armado de los globos y sus bellos amaneceres a la orilla de la Presa del Palote.

Lo que más me gusta del festival es lo que produce en la gente pero especialmente en los niños. He tenido la oportunidad de acompañar al globo del festival en los vuelos cautivos que hace en varias colonias populares y el ver la cara de felicidad de un niño al elevarse 10, 20 o 30 metros es simplemente indescriptible. Eso es lo que más me gusta del festival, que lleva alegría a muchas personas.

En estos pocos días que llevo conviviendo con el equipo del FIG, me he dado cuenta que armar un festival de esta categoría es por demás complicado. Yo solo soy una muy pequeña parte de un impresionante equipo que trabaja durante todo el año para traer uno de los festivales más hermosos que tiene México: El Festival Internacional del Globo.

0 comments